Posted in

Cómo conservar los grelos todo el año

Posted in

Los grelos, junto con el repollo y la coliflor, es de los productos estrella de nuestras huertas, bajo en grasas, rico en fibra y vitamina A, lo único negativo es que es un producto de temporada (aunque con los invernaderos las nabizas, hermanas pequeñas de los grelos, las podemos conseguir frescas casi todo el año), ahora vamos a daros unos pequeños consejos y técnicas para conservarlos en casa una temporadita. Comenzamos

Requisito imprescindible: que el producto sea fresco.

Congelación.

Está técnica es la más común, la más fácil y la que todo el mundo podemos hacer en casa. Primero tenemos que escoger, lavar y cortar los grelos como si fuésemos a consumirlos.

Después de esto, algunas personas simplemente los escurren (con un centrifugador de verdura sería perfecto), y los congelan directamente, bien estirados en bolsas de congelación.

Aunque nosotros pensamos que, para obtener buenos resultados debemos destruir las enzimas, que son las responsables del ritmo de decoloración, pérdida de sabor y valor nutritivo de los mismos. Ésto lo conseguimos completamente a temperaturas superiores a 80º, así que, recomendamos que después de lavarlos, pongamos en una olla agua a hervir y los escaldemos durante un minuto. Después los escurrimos y los congelamos estirados en sus bolsas.

Envasado al vacío.

Es una técnica muy utilizada en hostelería, y que nos han recomendado nuestros clientes del gremio. La primera fase en la misma que la anterior, escogemos, lavamos y escaldamos los grelos. Lo importante es, que a la hora de hacer el vacío, dejemos espacio suficiente en la bolsa para que no desborde el agua sobrante.

Deshidratación.

Al igual que la anterior, necesitamos una deshidratadora, que podemos encontrar en una ferretería especializada. El primer paso es igual que todos los anteriores, después de escurrirlos bien, procedemos al deshidratado, que según la máquina se hace de una u otra manera, todas ellas muy fáciles. Para consumir los grelos deshidratados no hace falta hidratarlos, basta con añadirlos en el agua hirviendo.

Nosotros recomendamos la congelación después de escaldarlos, es la más sencilla y la que todos podemos hacer en casa.

CARRITO 0

Entrar

Crear una cuenta

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

Password Recovery

Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.